La Martona

La Martona, fundada en 1889 por Vicente Casares, fue la primera industria láctea del país. Funcionaba en la estancia San Martín, en el partido de Cañuelas y también fue la primera fábrica de dulce de leche de Argentina.Archivo_General_de_la_Nación_Argentina_1908_Buenos_Aires,_La_Martona

Su creador fue un estanciero, productor agropecuario y político argentino, quien ubicó la empresa en su estancia San Martín, situada en el partido de Cañuelas, en la Provincia de Buenos Aires.

El nombre escogido para la empresa, derivaba de Marta, su hija de un año de edad, quien fuera luego madre del escritor Adolfo Bioy Casares.

La fábrica se encontraba frente a la estación del ferrocarril, hoy localidad denominada Vicente Casares en honor de su fundador, conservándose aún el edificio que fuera el establecimiento modelo, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997.

la-martona-lata-dulce-leche-antiguo-frasco-botella-publicida-265101-MLA20281252019_042015-FLa empresa estableció un nuevo estándar de calidad en el país, iniciando una nueva forma de producción (producción, industrialización y comercialización). En el aspecto productivo se caracterizó por sus grandes avances tecnológicos, logrando en 1893 comenzar las primeras exportaciones de este producto hacia Inglaterra.

El 30 de abril de 1910 falleció su fundador, Vicente Casares, y se hizo cargo de la empresa su hijo mayor, Vicente Rufino, quien con 28 años comenzó una época de avances técnicos, logrando acrecentar los negocios de la compañía y estableciendo mejoras progresivas en los productos, en su tratamiento y en su calidad.

La_Martona_empresa_láctea_local

Sus productos se distribuían en locales propios llamados bares lácteos que le aseguraban la llegada de leche fresca y libre de bacterias, en forma diaria, a distintos puntos del país. Llegó a tener veinte filiales en la ciudad de Buenos Aires.

La Martona dejó de funcionar en 1978, poco antes de cumplir 90 años de funcionamiento ininterrumpido. En sus casi noventa años de historia pudo hacer gala de un sinfín de éxitos e innovaciones.

Al cumplirse 100 años de la fundación de La Martona, en 1989, la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, declaró a Cañuelas como “La cuna nacional de la industria lechera”, recordándose este acontecimiento los días 27 de noviembre de cada año.